Buscar en este blog

domingo, 9 de agosto de 2020

Sofía y Juan Carlos: La doble moral vuela los armarios...


Heredó sangre azul, una precaria cuenta bancaria y un dictador le regaló  España.

39 años después se fue con el rabo entre las piernas, una fortuna y un problema llamado España. Es Juan Carlos de Borbón y tuvo que irse para que las plumas se afilaran y nos contaran que su vida no había sido tan sacrificada y abnegada como creíamos.

Siempre lo imaginamos trabajando, con horarios imposibles y viajando sin cesar por y para  España, dejándose la vida por ella. Parece que no fue así, que tuvo tiempo para todo; y para unas cosas mucho más que para otras. Pero no voy a juzgar su quehacer como rey y político... que la historia le juzgue. Ahora vamos a lo que vamos.

El 22 de noviembre de 1975, el matrimonio de Sofía y Juan Carlos llegó al trono de España como una familia bien de toda la vida en la que el padre trabajaba, la madre llevaba el hogar y los hijos, con clara primacía de los varones frente a las hembras, estudiaban. Su imagen de Happy Family ha sido un bien a imitar que nos ha tenido anestesiados y felices durante décadas.

Hasta que un día una caída, una cadera, un elefante, un safari, una mujer… destapan el tarro de las esencias y le obligan ¿a  pedir perdón? NO, eso nunca, como mucho unas disculpas: “Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir.” Sus torpezas hacen que empiece el espectáculo. El chismorreo  se dispara... que si Bárbara, Paloma, Marta, Corinna… Se desenpolva el pasado y sus cacerías tienen nombre y apellido. Su mala relación con Sofía es cada vez más evidente y vemos que su trato a la reina está llena de desplantes. Con un codazo por aquí, un déjame hablar o un no te beso porque no me da la real gana por allá, a pesar del esfuerzo evidente que ella siempre ha hecho.
Todo esto le puso en un precipicio con caída libre a la abdicación,  rompiendo la tradición y los mantras cortesanos. Por fin un rey que no se moriría reinando. No pasa nada, es otro siglo, y si  los cristianos tienen dos papas, los españoles podemos tener dos reyes.

Durante años el murmullo sobre sus infidelidades fue adquiriendo volumen. Los periodistas lo sabíamos. Los ciudadanos lo cotilleaban entre divertidos, perplejos o incrédulos, y la prensa, por órdenes superiores, callaba. Ahora, esa  prensa a la que se enfrentó cabreado “Lo que os gusta es matarme y ponerme un pino en la tripa” le ha destripado todo un pasado amoroso con mujer  “al agua va” incluida.También  a una reina sumisa, conocedora y consentidora de la situación por el bien y el futuro de la estirpe, el miedo al qué dirán y su mucho que perder.

Pero cada matrimonio es un mundo y tiene derecho a decidir sus reglas; es su privacidad y cada uno se lo monta como quiere.

Su Alteza Real la princesa Sofía de Grecia y Dinamarca, su verdadero título, nació en 1938, 10 meses después de Juan Carlos. Con 24 años se hace católica, renuncia a sus derechos al trono griego y se casa con su primo tercero, un desheredado de dinero y de reino, pero poseedor de una habitación con vistas: el Palacio de la Zarzuela,  en el que se instalan a los pocos meses. Con 25 es madre, a los 31 (1969) sabe que su destino se va a cumplir: será reina. Juan Carlos es designado por el dictador como sucesor a título de rey. Él se convierte en su príncipe azul y ella en la princesa del cuento. A los 37 (1975) es nombrada reina y el cuento acaba con perdices y sin felices a los pocos meses, cuando decide dar una sorpresa a su marido que se ha ido de caza sin ella. Cuando  entró en el dormitorio se lo encontró con la “escopeta” cargada a punto de disparar a una dama. Del susto todavía no se ha repuesto y además de la humillación cogió a sus hijos, un avión y se fue con su madre a la India para no volver; pero volvió ¿Por qué? Podemos especular pero sólo ella lo sabe.

Desde entonces lo que ha trascendido de él es que es un señor que vive como un rey. Que va de campechano, pero no le lleves la contraria. Que ha tenido y manejado mucho poder real y adquisitivo. Caprichoso. Con una extensa vida amorosa que yo, mal que me pese, he ayudado a financiar con mis impuestos. Que a su mujer no la quiere, pasa de ella y le ha regalado una vida de infidelidades, exenta de  discreción, respeto y lealtad. Y como padre tengo mis dudas ¿Por qué no se hace las pruebas de paternidad y asume su responsabilidad si dicen la verdad?.
Ella me transmite la imagen de una mujer sola que no parece feliz y que  se ha pasado la vida disimulando con su eterna sonrisa de abnegada.  Mujer de grandes convicciones y comportamiento férreo. Amante de la cultura, los animales, de las tradiciones y de un pasado que añora y que quiere conservar aun a costa de ella misma. Por eso se humilla constantemente  para hacernos ver que no pasa nada, que todo sigue igual. Como madre y abuela no disimula, sólo quiere y ejerce.  

Juan Carlos, con su actitud, con cada desprecio, falta de respeto, cuernos públicos…  y Sofía con cada beso al vacío, cada sonrisa forzada, cada humillación, silencio y… han afianzado el machismo más rancio.

Una actitud que para muchas es muy criticable, el de una generación de mujeres que hemos reconocido nuestra voz y hemos luchado mucho por conseguir los derechos que disfrutamos. La integración en las universidades, el conocimiento y el mundo laboral nos ha dotado de una habitación propia para poder escribir, decir, pensar, actuar  y amar como decidamos. Cada mujer tiene su propia identidad y no tiene dueño, sí amigo, compañero, amor.

Piénsenlo, sus imágenes son un mensaje a nuestras vidas y comportamiento. Lo que hemos aprendido con ustedes es  que el hombre hace lo que quiere y la mujer llora, se resigna y calla. Con todo lo que ha pasado y lo que queda por pasar, ha parecido, parece y parecerá que no pasa nada. Ustedes lo llaman savoir faire, yo lo llamo sangre fría.

Últimamente las cosas en casa real se han puesto muy feas. Parece que Juan Carlos se ha convertido en una ONG y ha donado 65 millones de euros, que previamente y junto a otras sumas no había declarado a la hacienda pública. De esto él es el único responsable, es a él a quién  se le achacan las tropelías, el que se ha puesto toda su vida el mundo por montera y la corona en sus reales,  pero las culpables son ellas, unas por santas, otras por putas. 

A pesar de que él no está para ningún trote, se ha ido quién sabe dónde y con quién, pero seguro  que no debía…

Ella aguantando el chaparrón y mandándonos un mensaje muy claro al mostrarnos su anillo de casada… A los que queréis que me vaya os digo:  no me voy, me quedo, me voy a quedar…

Sofía, lo tiene claro. No quiere dejar ningún  cabo suelto. Sabe que su vida se estudiará y está dispuesta a pasar a la historia en los “libros de texto y en negrita” como el amor de su vida, como la gran historia de amor, como su esposa y mujer. La verdad no importa porque esa es su verdad.

Pero no podemos olvidar que hablamos de una mujer de 81 años, nacida, criada y  vivido entre algodones. Con el mandato divino de casarse hasta que la muerte les separe, de ser reina, de perpetuar la corona y de fingir eternamente ante las adversidades para no caer en los errores familiares del pasado llamados exilios. Además las mujeres somos producto de una educación machista y desde que nacemos nos enseñan un mundo donde ambicionar lo que nada vale, nos mecen con cuentos de hadas y princesas en las que el hombre es nuestro salvador, que nos proporciona estabilidad y amor, y más si tiene dinero y poder.

Reproducimos lo aprendido durante siglos, cada una a su manera.  En el camino de la vida perdemos nuestra identidad y nuestro yo. Por amor, conveniencia o intereses, renunciamos a nuestras vidas para potenciar las de ellos y ayudarles a conseguir sus sueños.

¿Te has preguntado alguna vez cuándo y por qué perdiste tu yo para potenciar el de él.? ¿Cuándo perdiste tu identidad? Había sitio para los dos. Él no te lo dio, pero tú no luchaste por él, no lo exigiste, simplemente aceptaste. Aceptaste el rol de la abnegación que ató tu independencia a los vaivenes de tu emotividad.

Las cosas no han cambiado con la nueva generación. Letizia va por el mismo camino y esta actitud no corresponde  ni justifica a una mujer del s. XXI que llegó llena de vida, preparación, belleza, frescura, cultura y con una profesión y un estatus prometedores. Una mujer con personalidad. Pero cometió un error (según sus trasnochadas regias normas) el primer día. Sólo dijo “Déjame terminar” y como castigo le mandaron callar y le volvieron muda. De ahí a lo de siempre: te casas, te mandan callar, te callas, pierdes tu identidad y terminas  obsesionada con la eterna juventud, la belleza, los retoques, la moda y la reverencia-genuflexion, que le salen bordadas. Desde aquí hago un llamamiento a quien corresponda ¿Podrían anular esta parte del protocolo que no se conforma con que hinquemos la rodilla sino que lo acompaña a la vez con una bajada de cabeza? Después de siglos haciéndolo, en el 2020, y con la que está cayendo,  como que no.  Es una costumbre antigua, señorial y  humillante.

Sofía y Letizia, las dos se pasan la vida disimulando, borrando  el pasado y fabricándose uno nuevo a su imagen y semejanza. Cuando lo recuerdan cuentan lo que les gustaría que hubiera sido, lo que quieren que sea, porque están hablando para la posteridad, para el futuro, con los recuerdos, con lo que quedará en la historia, esa escrita en negrita.

P.D.: Un día me crucé con la madre de una amiga a la que no veía desde hacía tiempo y me resumió su vida en un momento: Su marido era infiel y borracho. ¿Por qué no te separas? Porque el dinero que tenemos lo hicimos juntos trabajando de emigrantes. Después de todo lo que he pasado, ahora tengo un estatus y un bienestar  que no voy a perder divorciándome y yéndome a un pisito con un sueldecito. Por eso hacemos vidas separadas, cuando viene malito hay una persona que le atiende, de vez en cuando nos cruzamos, nos saludamos y cada uno hace su vida. He conseguido ser feliz así y así vamos a seguir lo que nos queda de vida.
Sabéis lo que os digo… Yo, en su caso, habría hecho lo mismo
Marisa Márquez
 
Con lo agusto que vivía
te cruzaste en mi camino
pa amargame a mi la vida.
Bulería, Juanito Villar. AMANECIÓ

viernes, 24 de julio de 2020

Tu COVID te lo pagas tú... Y DIGO YO

Y DIGO YO:
Creo firmemente en la libertad 
por eso defiendo que:
Puedes no creer en el virus ni en las mascarillas.
Ni en las vacunas con su chip.
Ni en los Gobiernos ni en Bill Gates.
Pasas de la higiene y de las recomendaciones.
Tienes síntomas pero sigues con tu vida normal.
Te puede apetecer manifestarte 
sin mascarilla y apelotonado
o ir a la discoteca a darlo todo.
Celebras en familia o con amigos 
lo que te apetece y como te apetece.
Vives a tope, 
porque a ti no hay quién te diga 
lo qué tienes que hacer…
y el miedo no atenaza tu vida.
Es verdad. 
Somos tan absolutamente LIBRES 
de hacer y de actuar 
como tan RESPONSABLES de las CONSECUENCIAS 
que generan nuestros actos.
Por eso, yo también opino que con tu vida 
puedes hacer lo que te plazca y jugar con ella, 
pero:
Con nuestros mayores no se juega.
Con nuestros “HÉROES” no se juega.
Con nuestra vapuleada 
SANIDAD PÚBLICA no se juega.
Con el “escaso” dinero público no se juega.
Con la salud de todos no se juega.
Con mi salud y mis impuestos no se juega.
Con la economía y el trabajo no se juega.
Así que si te apetece contagiarte
estás en todo tu derecho, pero...
TÚ TE PAGAS TU COVID Y TU RECUPERACIÓN ... 
EN LA SANIDAD PRIVADA.
Buen día y disfruta de tu libertad.
Marisa Márquez.

viernes, 8 de mayo de 2020

Banksy, el arte=cultura, emociona de nuevo.


Un regalo como reconocimiento 
a quienes nos están salvando. 
Siempre a la última. 
Banksy le regala a un niño la nueva heroína, 
una enfermera con capa sanadora 
que utiliza para curar, 
mientras Batman y Spiderman esperan 
en la papelera una nueva oportunidad, 
o no.
Esta vez, y tal como están las cosas, 
lo ha dejado enmarcado y colgado 
en un hospital de Southampton, al sur de Inglaterra. 
Titulado "Game Changer" 
y acompañado de una dedicatoria, 
"Thanks for all you're doing. 
I hope this brightens the place up a bit,
 even if its only black and white" 
o lo que es lo mismo 
"Gracias por todo lo que estáis haciendo. 
Espero que esto ilumine un poco el lugar, 
incluso si es solo en blanco y negro" 
Se podrá disfrutar hasta el otoño que se irá con el mejor postor   de la subasta que se celebrará para recaudar fondos para la NHS, National Health Service o Servicio Nacional de Salud, nuestra Sanidad Pública. Que suerte tienen algunos.
Gracias Banksy 
 por tu implicación ante el dolor ajeno 
y por haber elegido a una mujer 
como símbolo de protección, 
cuidados y mimos que tanto necesitamos.

jueves, 30 de abril de 2020

EL GRAN DICTADOR... discurso final...



Lo siento, pero yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio; no quiero gobernar ni conquistar a nadie, sino ayudar a todos si fuera posible, judíos y gentiles, blancos o negros. Tenemos que ayudarnos unos a otros… Los seres humanos somos así, queremos hacer felices a los demás, no hacerlos desgraciados, no queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos, la buena Tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido, la codicia ha envenenado  las almas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia la miseria y las matanzas. Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado en nosotros.


 El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos; nuestra inteligencia, duros y secos; pensamos demasiado y sentimos muy poco. Más que maquinas, necesitamos humanidad; más que inteligencia, tener bondad y dulzura. Sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo. Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos, la verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros. Ahora mismo mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, a millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes. A los que puedan oírme les digo: no desesperéis, la desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano. El odio de los hombres pasará y caerán los dictadores, y el poder que le quitaron al pueblo se le reintegrará al pueblo, y así mientras el hombre exista, la libertad no perecerá.

“Soldados, no os rindáis a esos hombres que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas y os dicen lo que tenéis que hacer, que pensar y que sentir; os barren el cerebro, os ceban, os tratan como a ganado y como a carne de cañón. No os entreguéis a estos individuos inhumanos, hombres máquinas con cerebros y corazones de máquinas. Vosotros no sois máquinas, no sois ganado; sois hombres, lleváis el amor de la humanidad en vuestros corazones, no el odio. Solo los que no aman odian, los que no aman y los inhumanos. Soldados, no luchéis por la esclavitud, sino por la libertad.
“En el capitulo 17 de San Lucas se lee: ‘El Reino de Dios está dentro del hombre’; no de un hombre ni de un grupo de hombres, sino de todos los hombres. En vosotros, vosotros el pueblo, tenéis el poder, el poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad. Vosotros el pueblo teneis el poder   de hacer esta vida libre y hermosa, de convertirla en una maravillosa aventura. En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble, que garantice a los hombres trabajo y dé a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Con la promesa de esas cosas, las fieras alcanzaron el poder, pero mintieron. No han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres solo ellos, pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer nosotros realidad lo prometido. Todos a luchar para libertar al mundo, para derribar las barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia. Luchemos por el mundo de la razón, un mundo donde la ciencia, donde el progreso nos conduzcan a todos a la felicidad. ¡Soldados, en nombre de la democracia debemos unirnos todos!”.

jueves, 23 de abril de 2020

ProtejamosLA CULTURA...

Desde que tengo uso de razón he visto a mi padre leer
 el periódico a diario y empecé a cogerle el gustillo
 desde pequeña. Diario Madrid, Informaciones y El País
que llegó  nuestras vidas un año después
de la muerte de Francoy me acompañó 
hasta que tomó más partido por otros intereses
 que los de la mera y veraz información.
 En los años 80 abandoné la movida madrileña por Sevilla
 y allí comprobé que la prensa nacional era información 
 de Madrid y muy puntualmente del resto. 
Por eso en la redacción “nos peleábamos" a diario 
por coger antes que nadie los periódicos, que no eran todos, 
que llevaban añadido un cuadernillo con la información local, 
que era lo primero que leíamos. 
Ya vendría después el resto.
 Hace ya muchos años que no me sé los nombres de los
directores de los periódicos, medios de comunicación,
ministros, de los directores de…
Hace muchos años que perdimos la identidad,
nos convertimos en números” y empezó
la manipulación descarada de “la verdad”.

 Harta de despertarme con mentiras, desgracias,
insultos y ruidos… me pasé a la clásica, sí,
a ese sonido que te devuelve a la vida de una manera
muy dulce y te cambia el carácter para todo el día.
Compruébalo y verás.

 En sus ondas me encontré con “Sinfonía de la mañana”,
con Martín Llade al habla y con horario fijo,
 todos los días a las 8:00 AM.
 Después de unos años puedo decir que soy
una yonki de sus relatos o pequeñas anécdotas
basadas en hechos reales y protagonizadas por
músicos, cantantes o letristas, que Martín escribe,
describe, ficciona y relata con verdadera pasión.
Es simpático, ameno, atrevido, dicharachero,
respetuoso, culto y divertido.
DIFERENTE.
Hace unos días, dio la noticia de la muerte de Krzysztof Penderecki y me acorde de Carmen Frías, amiga y compañera de TVE.
Con ella me aficioné a palabras como moviola, bobina, película, rácord, fotogramas, cortar, pegar… Verla trabajar era flipante y verla emocionarse también, porque ella era muy de verdad.
Un día vino a casa y empezó a cotillear los últimos discos
que el melómano de mi pareja había comprado.
 “Treno por las victimas de Hiroshima”
le llamó la atención y quiso escucharlo.
Impresiona tanto que al acabar nos quedamos los tres
mirándonos sin palabras y con lágrimas incontinentes.
Nunca he olvidado aquel momento tan intenso.
Antes de que el vídeo inundara TVE,
Carmen se marchó a crear sueños
como sólo ella sabía hacerlo
y Cinearte le abrió las puertas para que montara
parte de la filmografía más destacada del cine español, que la premió con dos Goyas y un Oscar..
En la Plaza del Conde de Barajas 5,
Conocida ahora como La Plaza de los Pintores,
estaban situados los estudios Cinearte.
Impresionaba entrar en ese palacio,
ubicado en el Madrid de los Austrias,
en el mero mero centro de la capital.
Para los trabajadores de TVE eran una prolongación
 de sus salas de montaje
Empezaron como estudios sonoros
y terminaron abarcando todo lo relacionado
con el cine y el vídeo hasta que en el año
¿2013?
cerraron sus puertas y el abandono
se apoderó de un lugar único.

Pero la magia le sigue rondando
gracias a que muchos profesionales del medio
han tomado las calles del centro y cuando pasean
por delante del portón, iluminan su fachada
con los carteles de las películas,
series o libros de sus vecinos ilustres.
Félix Sabroso, es uno de ellos y desde su atalaya
 sigue creando y recreando palabras que darán forma
a futuros guiones, películas, obras de teatro o libros
que sumados a la pintura, enseñanza,  moda,
arquitectura, música, la culinaria, el diseño...
conforman eso que llamamos cultura
que, sin darnos cuenta, rodea nuestras vidas
sin que lo notemos, en silencio, sin hacer ruido.
Quizás por eso no le damos importancia,
 porque lo cotidiano es algo que consideramos
 de nuestra propiedad hasta que un día
se nos estropea la tele, no tenemos cobertura,
el vestido de tus sueños nadie te lo diseña,
no hay cuadros en nuestras paredes
o el amor de tu vida se va porque nunca le dices
TE QUIERO.
Si abandonamos la cultura,
sino la mimamos,  protegemos, queremos,
  pagamos,  usamos...
se irá y llegaremos tarde para decirle
TE QUIERO,TE NECESITO,
QUÉDATE CONMIGO.
Cine, vídeos, libros, música, pintura, redes sociales...
nos están salvando, nos están permitiendo
recrear nuestros momentos de ocio,
de confinamiento, en estos momentos 
tan difíciles
 que estamos vivivendo.
CULTURA,
todos la usamos pero no la reconocemos.
¿Te imaginas estos días sin ella,
viviendo solo, aislado del mundo en tu


“Isla Interior”?

El 4 de mayo de 1976 apareció en los quioscos el primer número de El País «Diario independiente de la mañana». Su primer director fue Juan Luis Cebrián.

Fotos cinearte: Plató principal y único de los pequeños estudios Cinearte. Rodaje de la película “Niñas…al salón” de Vicente Escrivá, 1977. (Foto de Cuadernos de la Academia-Los estudios cinematográficos españoles)
https://historias-matritenses.blogspot.com/2012/06/cinearte-los-estudios-de-cine-mas.html

Krzysztof Eugeniusz Penderecki: Dębica, 23 de noviembre de 1933-Cracovia, 29 de marzo de 2020
Compositor y director de orquesta, reconocido y reconocible en sus obras atonales. 


Carmen Frías Arroyo: Bétera, 19381​2​ - Madrid, 31 de mayo de 2019. Fue una montadora de cine española que trabajó en más de ochenta películas. Ganó dos premios Goya por El sueño del mono loco y Belle Époque. Fue también candidata por La niña de tus ojos, Calle 54 y El baile de la Victoria, optando en total en cinco ocasiones al Goya al mejor montaje.
Premio Mujer de Cine 2013 

  
Sinfonía de la Mañana 
Martín Llade ha publicado 2 libros de los relatos.
Además en   https://inma.pacozone.com/wordpress/
puedes encontrar los listado de los relatos de Martín LLade y audios de los programas




Felix Sabroso Cruz: Director de Cine, Teatro, Guionista y Escritor.
Filmografía
    Fea (1994)
    Perdona bonita, pero Lucas me quería a mí (1997)
    El grito en el cielo (1998)
    Descongélate! (2003)
    Chuecatown (2007)
    Los años desnudos. Clasificada S (2008)
    La isla interior (2009)

El tiempo de los monstruos 2015
 

TV
    Mujeres (TVE)
    Quítate tú pa ponerme yo (Telecinco)
    La que se avecina (2014)




Libros
En la piscina vacía (2015)