Buscar en este blog

jueves, 30 de marzo de 2017

La primera cineasta de la historia fue mujer...

La primera cineasta de la historia fue mujer. ¡Rodó más de 900 películas, conoce su vida y su obra!

Loewe y la ‘Peluquería’ de Ouka Leele...



Loewe convierte su más emblemático espacio en la ‘Peluquería’ de Ouka Leele
La firma española expone en su tienda de la madrileña Gran Vía 19 imágenes de la fotógrafa de la movida. Además, ha creado bolsos, camisetas y pañuelos con sus retratos

Dónde vender la ropa y los complementos que ya no usas...




Dónde vender la ropa y los complementos que ya no usas
Deja de acumular polvo en tu armario y fichas estas diez webs en las que podrás recuperar parte del presupuesto invertido

Así manipuló Eduardo Inda su 'exclusiva' ...





Así manipuló Eduardo Inda su 'exclusiva' para acusar falsamente a Pablo Iglesias
El colaborador de La Sexta hizo manipular el texto original de su jefe de Investigación en el medio digital que dirige para acusar al líder de Podemos de cobrar de Venezuela en un paraíso fiscal. El periodista que hizo la información le ha demandado porque se utilizó su firma para publicar graves calumnias que él jamás escribió. Aquí están las pruebas.

martes, 28 de marzo de 2017

Donaciones de sangre...¿negocio a tu costa?

17/04/2014
Grifols, dispuesto a pagar 70 euros semanales a los parados por su sangre
El presidente de Grifols, Víctor Grifols, ha instado a España a espabilarse y a permitir pagar las donaciones de plasma, tal y como ocurría hasta 1985,

26/04/2012
De la sangre se obtiene el plasma, que se transforma en hemoderivados
Las empresas compran plasma a EEUU, donde sí se paga la donación. España no es autosuficiente en productos derivados del plasma.Grifols, la compañía que tiene el monopolio, solicita pagar al donante

13/12/2013
Centenares de personas se manifiestan en Madrid en contra de la privatización de la extracción de sangre en la calle que planea la Consejería de Sanidad
 
08/02/2014

Los trabajadores del Centro de Transfusión están encerrados desde el lunes para evitar que Cruz Roja "se lucre de la donación altruista de los madrileños"

4/03/2014
Las donaciones de sangre en Madrid ya cotizan a 67 euros


Arranca la fase operativa del convenio que cede a Cruz Roja las extracciones a cambio de 67 euros por bolsa
El Centro de Transfusiones público entrega a la organización las primeras partidas de material y vehículos
El documento prevé la revisión de los "precios" al alza y que el Servicio Madrileño de Salud suministre sangre a los hospitales privados con los que colaboraba Cruz Roja

17/09/2015
La Comunidad de Madrid no obtiene la sangre comprometida tras privatizar las donaciones con Cruz Roja


En lo que va de 2015, el Centro de Transfusión ha recibido un 17% menos de lo estipulado: 15.600 unidades de retraso aunque Sanidad asegura que "somos autosuficientes"
Los trabajadores públicos han asumido totalmente la obtención de componentes sanguíneos específicos que, por convenio, también debía conseguir la organización

29/06/2016
¿Te imaginas que alguien, legalmente, hiciera negocio con la sangre que tú donas? Pues eso es lo que está ocurriendo en la Comunidad de Madrid desde diciembre de 2013, según denuncia ADECETMA (Asociación de Empleados del Centro de Transfusión de Madrid).

 02/08/2016
El 'negocio' de la sangre: Madrid ha pagado ya 16 millones a Cruz Roja por extracciones
Desde 2014, la Comunidad abona 67 euros por cada bolsa de sangre que la entidad obtiene en la calle. Los trabajadores públicos han llevado al Tribunal Supremo el convenio firmado


Cruz Roja asegura que "nunca" ha ganado dinero con las donaciones ni "pretendemos hacerlo ahora" La ONG, merced a un acuerdo de 2013 con la Comunidad, recibe 67 euros por cada bolsa de sangre, donada voluntariamente, y ya se ha embolsado 16 millones en dos años.


Trabajadores del Centro de Transfusiones de Madrid calculan que desde que se firmó el convenio la Cruz Roja ha entregado 237.000 bolsas de sangre, 31.000 menos de las fijadas.

 05/08/2016


Los trabajadores del Centro de Transfusión llevan al Supremo la privatización de las donaciones de la Comunidad de Madrid
Cruz Roja cobra a la sanidad pública madrileña 67 euros por cada bolsa de sangre que donan los ciudadanos de forma altruista en la calle. Ocurre así desde hace algo más de dos años y solo en la Comunidad de Madrid, que lleva ya gastados cerca de 20 millones de euros en comprarla. 



27/03/2017

Los hospitales madrileños cambian su señalización para fomentar la donación de sangre entre los visitantes

La Comunidad de Madrid ha comenzado en los hospitales de la región una campaña de fomento de la donación de sangre, en la que a través de diversas señales se indicará a los visitantes, familiares y acompañantes de los pacientes cómo llegar a los puntos de donación de cada centro.

Detenido por masturbarse en la calle y eyacular sobre un policía nacional...


Detenido por masturbarse en la calle y eyacular sobre un policía nacional
El arrestado recibió a los agentes con mensajes cariñosos
Se exhibía delante de varias chicas en un local de copas de la calle De La Cruz

lunes, 27 de marzo de 2017

OCU,lista de las marcas de carne picada que no recomienda comprar...


La OCU recupera su lista de las marcas de carne picada que no recomienda comprar
La Organización de Consumidores y Usuarios advierte que el porcentaje de carne de algunas marcas es inferior al 80%

Livinio Stuyck, un ocupa de lujo que reinaba entre tapices


Livinio Stuyck, un ocupa de lujo que reinaba entre tapices
Exministros y altos cargos públicos se han interesado por su desalojo: "Pobre Livinio, ¡cómo le van a desahuciar!"
La reina Sofía era habitual de la vivienda, decorada con cartones de Goya y donde eran comunes las fiestas de la alta sociedad
Durante los 80, Livinio contaba con cuatro sirvientes de uniforme para atender la vivienda

Te Recuerdo Dulcemente... Juan Gabriel -Andrés Calamaro

Juan Gabriel - Andrés Calamaro 
Cada vez que te recuerdo
Te recuerdo dulcemente
Con cariño y con respeto  
 Con amor y admiración

Fue tan bello nuestro encuentro
Nuestra entrega y nuestro amor
Nuestros días, nuestras tardes
Nuestras noches, nuestro adiós

Te recuerdo dulcemente
El día de tu cumpleaños
El día de tu santo
Navidad y año nuevo 
En mi mente vives siempre
Y en mi mente vivirás
Por que tu eres el recuerdo
Que jamas quiero olvidar
Aunque se que puedo y debo
Pero no lo haré jamás

Y te recordaré, de mi vida
Y te recodaré, mientras yo viva
Con el cariño y respeto de siempre
Con el cariño y respeto de siempre
Por que tu fuiste mi más bello amor...

Cada vez que te recuerdo...


Relatos socialistas sobre el Estado del bienestar...



Relatos socialistas sobre el Estado del bienestar La generación de Felipe González ha construido un relato muy sólido sobre el papel del PSOE en la construcción del Estado de bienestar durante sus años de  gobierno...

domingo, 26 de marzo de 2017

Prohibido prohibir... ¿todo?

 Mercedes de Pablos es periodista y escritora
Prohibido prohibir... ¿todo?
'¿Qué pensamos de quienes permitieron letreros como “judíos y perros no”? Dentro de 70 años alguien podría reprocharnos tibieza ante la negación de seres diferentes'


Sáb, 18 Mar 2017

El equilibrio entre la libertad y la igualdad es tan frágil que ya quisiera ver yo a Pinito del Oro por ese alambre sobre el que los que creen en ambas andan “funambuleando” con peligro de fractura de crisma. Se ha escrito tanto sobre la libertad de expresión como tantas veces se ha coartado, vejado, amputado y anulado. Tanto daño se ha hecho contra ella como en su nombre, y es que las palabras sí que lo aguantan todo.
Con el humor, la filosofía o la creación sin ir más lejos es imposible, y feísimo, andarse con vallas y concertinas morales, por más que algunas bromas o ideas nos parezcan repugnantes.  Sería una barbaridad, a lo Fahrenheit 451 de Bradbury, quitar de la circulación el célebre libelo de Pio Moa sobre la guerra civil (por sus mentiras) o, más casero, aquel Todas Putas que sembró polémica con la editora, recién nombrada Directora del Instituto de la Mujer por el PP. Si vamos segando de blasfemias (contra dios o contra los hombres, más tangibles estos últimos como sujetos de derechos y dignidades) la oratoria y la literatura o anulando de nuestra memoria creaciones que escondían demonios, terminaremos haciéndonos un juicio sumarísimo a nosotros mismos, seres imperfectos, y borrando lo que de verdad nos distingue: la capacidad de sublimar y crear paraísos e infiernos.
Esta apresurada declaración de intenciones pareciera responder literalmente a aquel Prohibido Prohibir, uno de los paradigmas del mayo del 68 y vuelto a recordar estos días pasados con el bus de los ultracatólicos y su lema transfóbico por quienes han considerado un error impedirle  transitar a su bola. Ha habido muchas voces, indignadas con Hazte Oír, reacias a impedir que su mensaje se paseara tranquilamente por las calles. Si denunciamos la Ley Mordaza y nos parece un disparate que un rapero vaya a la cárcel por un chiste sobre Carrero Blanco pareciera natural que defendamos el derecho de aquellos que niegan los ajenos a pasear su credo urbi et orbe, nunca mejor dicho.
Confieso que resulta difícil ponerse del lado de la tijera porque hablamos de la libertad de pensar y no de normas de tráfico o de comercio. Para convivir hay que coaccionar: a los que circulan borrachos, a los que contratan en negro o a los que estafan en una venta, pero cuando topamos con las ideas y las opiniones la coacción se torna peligrosa. La pureza ideológica nos lleva a cualquier tipo de gulag.  
Sin embargo en mi opinión al bus de marras hay que aplicarle otra ecuación: impedir su marcha no sólo es democrático sino que resulta necesario. Y el quid son los menores, esos a quienes va dirigida la jaculatoria y esos a quienes se les anula con esa sencilla y letal frase. Es un mensaje para niños negando la existencia de otros niños. Lo que viene siendo, y aquí me pongo tertuliana, un genocidio social. Negar la existencia de un ser humano es aniquilarlo, borrarlo, extinguirlo. Y aunque parezca una broma (chiste más cruel que todos los de Carrero e incluso el holocausto) lo hace en nombre de una ciencia una organización que sin embargo pide que nos relacionemos según su fe y sólo su fe. También los nazis argumentaron razones científicas para explicar la inferioridad de unas razas pero ¿qué pensamos de aquellos que permitieron letreros en sus tiendas como “judíos y perros no”?  Dentro de setenta años alguien podría reprocharnos tibieza ante la negación de seres humanos que son diferentes y son iguales. Por si faltara peligro con estas contradicciones y como si al fonambulista que somos le quitaran el cable para garantizar una buena piña, hay otro argumento dando vueltas que también tiene trampa, o al menos a mí me hace sentir como un ratón con el rabo en el cepo, que es la publicidad gratis que con la reacción en contra le hemos dado al mensaje busero. 
¿Y...? ¿Callarnos y dejarlos pasar hubiera sido más demócrata? Qué cara se nos quedaría si miramos para otro lado. Y además, si efectivamente Hazte Oír ha conseguido ser conocido, estupendo, es mejor que veamos la crueldad, la homofobia y el desprecio a cara descubierta. Y saber quién los financia y protege. Y de eso hoy sabemos un poco más que ayer pero menos que mañana.
O eso espero.
 


Ácido hialurónico: ¿nueva invención del marketing o remedio eficaz? ...

 

Ácido hialurónico: ¿nueva invención del marketing o remedio eficaz?
Marta, una lectora de Eldiario.es, nos pide que aclaremos la validez de los productos comerciales que se anuncian con esta molécula.
Descubrimos que el ácido hialurónico posee diversas aplicaciones en medicina, estética y nutrición, pero que en varias de ellas no hay ninguna evidencia científica de su eficacia.

¿Feminazi?...



"Feminazi": una corriente feminista... ¿demasiado radical?
La existencia del término feminazi, visto desde la perspectiva de la psicología social.
La palabra feminazi ha ido extendiéndose en las últimas décadas como forma de referirse de manera algo ambigua a mujeres que creen en la superioridad de su sexo frente al de los hombres y que quieren imponerse a estos usando práctica totalitarias. Hasta aquí, e independientemente de si existe alguna persona merecedora del apelativo "feminazi", esta parece una palabra más de las tantas que se han inventado recientemente, pero su existencia no es casual.
La idea a la que se refiere la palabra feminazi está formada por un conjunto de tópicos acerca de las personas feministas. Es una invención periodística que responde a una campaña de desprestigio dirigida contra el feminismo desde posiciones políticas conservadoras. Se ha intentado así crear un discurso en el que las feministas queden asociadas al nazismo.
Para ello cuentan con la inestimable ayuda de los estereotipos y el pensamiento heurístico, dos elementos que se tienen muy en cuenta en la propaganda política y psicología social.

Más allá de los casos concretos

El significado del término feminazi puede cambiar cada cierto tiempo, y aquello a lo que se refiere puede existir en mayor medida dependiendo del contexto. ¿Existen mujeres que se creen superiores a los hombres? Teniendo en cuenta la cantidad de personas que habitan el planeta tierra, sería aventurado decir que no.
Sin embargo, antes de juzgar positiva o negativamente la existencia de esta palabra, hay que tener en cuenta que si se usa hoy en día, es muy posible que, más que hacer referencia a una persona concreta, nos refiramos a todo un movimiento político... relacionándolo con el nazismo. De hecho, esta palabra feminazi fue ideada en los años 90 para deslegitimar no a personas concretas, sino al feminismo, y la herencia de su significado sigue viva hoy en día. ¿Por qué? Porque la palabra feminazi hunde sus raíces en una campaña de desprestigio hacia las feministas que tiene más de 100 años de antigüedad.

Propaganda conservadora

El uso de generalizaciones y tópicos es constante en nuestro día a día. Además, resulta tremendamente difícil detectar cuándo estamos cayendo en este tipo de deslices intelectuales porque forman parte del reino del pensamiento por heurísticos, un modo de pensamiento automático y que prácticamente no requiere esfuerzo.
Con frecuencia estos estereotipos se deben a la ignorancia o la holgazanería intelectual, pero en otros casos hay motivaciones políticas detrás de estos tópicos. El caso de las feministas es un claro ejemplo de esto.
En los países occidentales, el movimiento feminista se consolidó como agente político a finales del siglo XIX para pedir el derecho de voto para las mujeres. Esta es una reivindicación que hoy en día nos parece tan legítima que su puesta en duda produce repulsa inmediata, pero hace un siglo se trataba de algo totalmente revolucionario que hizo saltar todas las alarmas en un stablishment controlado por los hombres. Fue en esa época en la que empezó a alimentarse la opinión pública con propaganda contra las sufragistas que pedían la igualdad de voto.
Así, los Estados Unidos vieron publicarse carteles y caricaturas en las que las feministas de la época son descritas como mujeres crueles y de rasgos masculinos, con ansias totalitarias cuyo principal aspiración era someter al hombre, algo que coincide totalmente con el concepto (algo difuso) de feminazi. Todo esto, recordemos, por hacer campaña por el derecho de voto.
Observar detenidamente las piezas de propaganda que aderezan el debate pro o anti-feminista de la época revela que los estereotipos asociados a la idea de lo que hoy algunas personas llaman "lo feminazi" no han cambiado en absoluto desde que las sufragistas reivindicaban el derecho a voto a finales del siglo XIX y principios del XX.

Estereotipos relacionados con el concepto feminazi

Lo curioso no es que se acusara a las feministas de comportarse tal y como se comportaban los hombres de la época, sino que estos estereotipos siguen manteniéndose vigentes hoy en día, asociados a un tipo de persona que a veces es llamado feminazi para denotar una misteriosa conexión con el totalitarismo y el exterminio. Aquí puede verse cómo los pósters de la época de las sufragistas muestran características que siguen presentes en los memes y tiras cómicas actuales.

Mujeres feas y crueles

Asociar la fealdad con la maldad es algo tan común en la propaganda que es una de las leyes más constantes en la caricaturización y desprestigio del rival político. Quien quiera comunicar bajeza moral, tiene suficiente con dibujar unos dientes irregulares, narices grandes y abultadas y ceños fruncidos.

Quieren dominar al hombre

Por supuesto, un atributo que va implícito en la palabra feminazi es la voluntad por imponerse a los demás. Sin embargo, este tópico existe desde mucho antes de la invención de la palabra. Hace cien años, las sufragistas eran descritas como si quisieran arrebatarle los roles de género y los privilegios a los hombres, desatendiendo las tareas del hogar y, en general, los quehaceres domésticos. Hoy en día no es tan frecuente ver críticas al feminismo tan paradójicas (antes las acusaban de hacer exactamente lo mismo que los hombres, aunque poniéndose énfasis en lo antinatural de que la mujer dominase la relación), pero la asunción de que las feministas son intolerantes y autoritarias sigue estando presente.

Estética masculina

La acusación de querer parecerse a los hombres es común en las campañas contra el feminismo. Se entiende que las feministas transgreden los roles de género relacionados con la idea de "lo femenino", y eso también es llevado a la estética como si fuese algo negativo.

Uso indebido de la sexualidad

Tradicionalmente se ha visto a las mujeres que hacen un uso de su sexualidad similar a la que hacen los hombres como manipuladoras propensas a utilizar su cuerpo para conseguir sus propios fines. Desde esta perspectiva, casi cualquier característica de la mujer que pueda asociarse al sexo y que no tenga que ver con la creación de una familia es retratado como propio de mujeres con un bajo perfil moral, tanto hace 100 años como en la actualidad. Es una lógica que se utiliza a menudo para atacar a las feministas, que tienen una visión de la sexualidad femenina que va mucho más allá de la familia.

Son feministas por su odio a los hombres

Con mucha frecuencia, las caricaturizaciones acerca de las mujeres feministas hacen referencia al papel central que juega el hombre en la "conversión" de algunas mujeres al feminismo. De este modo las motivaciones de las activistas quedan atribuidas a una incapacidad para relacionarse de manera adecuada con los hombres. El concepto feminazi entronca bien con este estereotipo, ya que el nacionalsocialismo alemán se alimentaba de un desprecio totalmente irracional a algunos colectivos etiquetados como razas.

Estos simples ejemplos son parte de una situación social mucho más compleja de lo que puede entreverse en unas simples caricaturas, pero pueden servir para hacernos una idea acerca del contexto en el que aparece el término feminazi. Su significado puede ser totalmente distinto en unas pocas décadas, pero eso no quita que haya sido puesto en circulación con un objetivo político claro en el que entran en juego la psicología y una situación de cambio a favor de los derechos de las mujeres.