Buscar en este blog

domingo, 20 de noviembre de 2016

Leonard Cohen & Marianne Ihlen... forever

¿Fué la mujer de su vida? 
 So long, Marianne, dice que le marcó 
y dejó huella para toda la vida.

Leonard Cohen empezó a escribir con 16 años y su amor a la literatura nació después de leer a García Lorca.
Sólo cuando leí a Lorca encontré una voz que me dió permiso para descubrir mi propia voz, para ubicar mi yo...

Estudió literatura en la Universidad McGill de Montreal, donde se licenció  en 1955. Se trasladó
 a Nueva York con una beca de estudios para 
la Columbia Graduate School.
 
 Definió su paso por la universidad  como  una «pasión sin carne, amor sin clímax». Ante tan nula excitación decidió coger el dinero que heredó  
 
de su padre e invertirlo en tiempo para escribir  y dar a conocer su obra. 

 Quería empezar de cero, aparcar las restricciones burguesas y convertirse en un artista,
 
 un bohemio libre de ataduras.
 
1960... Su juventud y ganas le trajeron a Europa 
vestido con su gabardina azul y en compañía
 de su guitarra y su  Olivetti verde.

Aterrizó en la isla griega de Hydra con ganas de comerse un mundo que ya habían empezado a zamparse una avanzadilla de hombres y mujeres jóvenes,

 una comunidad internacional de artistas  y bohemios que fueron el movimiento contracultural y rebelde de la isla.

Quería calentar su cuerpo que venía del frío de Montreal con el sol y el agua del Mediterraneo.
Allí estaba Marianne que vivía con su marido desde 1958
el prometedor escritor noruego Axel Jensen
 
En 1959 Marianne se quedó embarazada
  Pero lo que sucedió después fue triste, porque volví a casa y tuve a mi bebé. Para entonces Axel había publicado una nueva novela y no podía estar mucho tiempo seguido en Noruega para no pagar impuestos. No volví a Hydra hasta que  Axel Joachim, mi bebé no cumplió los 4 meses. Axel estaba allí y  mientras tanto había encontrado otra mujer. En medio de toda esta conmoción aparece Leonard Cohen.  
 Sus vidas se cruzaron en el muelle, en la terraza de una tienda de comestibles dónde su belleza nórdica deslumbró a Cohen que la sintió
 perfecta y la mujer más bella del mundo.
Ella lloraba al desamor, él le brindó compañía 
y ahí empezó su historia...
Ya lo predijo su abuela... 
Conocerás a un hombre que habla con lengua de oro.

Estaba de pie en la tienda con mi canasta esperando para recoger agua embotellada y leche. Él está parado a la puerta con el sol en la espalda. No le veo la cara, apenas los contornos, pero oígo su voz diciendo:  ¿Te gustaría unirte a nosotros, estamos sentados afuera?

  Le doy las gracias, termino mis compras, salgo y me siento en esta mesa donde había 3-4 personas sentadas, que vivían en Hydra en ese momento.
¿Cómo le recuerdas?
 Llevaba pantalones de color caqui, que eran de un 
tono más verde. También tenía a su amada, como 
antaño llamábamos a los zapatos de tenis. Siempre 
usaba camisas con las mangas enrolladas. Además 
llevaba una bonita gorra de seis peniques.
Yo no sabía cuando le conocí que él sabía todo lo que me había sucedido antes de regresar.
Después de todo había estado allí, y se dio 

cuenta de lo que estaba pasando.  
 
Pienso  que  cuando él me vio tuvo una enorme compasión por mí y por mi hijo. Pero recuerdo bien que cuando mis ojos se encontraron con sus ojos lo sentí en todo mi cuerpo. Sabes lo que es , temblaban los dedos.
 Es totalmente increíble.
 
Este primer encuentro fue en mayo de 1960 
y Marianne tenía 25 años. Pronto unieron sus vidas y su destino para siempre.
La luz del sol, la mujer, el niño, la mesa, la obra, la gardenia, el respeto mutuo y la honestidad que nos damos el uno al otro. Eso es lo que realmente importa.

La historia duró 7 años, llenos de risas, música, literatura, cobijo, ayuda, desencuentros, motivación, creatividad, fama, paz, orden, amor...
Hydra, Montreal y New York los escenarios de sus vidas.

Una época de paz y trabajo fructífero.
Dedicó a Marianne
Flowers for Hitler (Flores para Hitler)
 y  fue la musa de letras inolvidables y famosas.

Creo que le di coraje para escribir y no tirar la toalla
 Conmigo publicó tres libros de poemas y dos  novelas. 
Era extremadamente creativo.

 De la literatura a la música
con So long, Marianne como epílogo de su unión.

 Quería muchas mujeres, muchos tipos de experiencias, muchos países, muchos climas, muchos asuntos amorosos. Veo la vida como un "buffet" para escoger experiencias.
Hubo infidelidades pero no deslealtades por eso Leonard y Marianne se amaron hasta la muerte.
Marianne  se siente muy agradecida al hombre que supo ver lo que  desconocía de mí misma. Si me pidieras que describiera a Leonard en cuatro palabras, yo diría: amabilidad, creatividad, sensibilidad y honestidad. Es muy honesto, uno de los hombres más honestos que he conocido, eso es lo que le hace ser tan buen poeta.  
Nuestra historia estuvo rodeada de mucha desdicha, pero me hizo despertar y como dice su canción
todo tiene una grieta y así es como entra la luz.

Con 81 años, el 29 de julio 2016 fallecía Marianne.
Jan Christian Mollestad, amigo y confidente desde que se conocieron hace ya una década, cuando él hacía un documental sobre su ex  Axel Jensen, cuenta la historia de la carta de despedida de Leonard Cohen a Marianne Ihlen.
Hace 14 días recibí un texto que decía:
 Hola, soy Marianne, estoy en el hospital de Oslo. me estoy muriendo. Por favor cuida de mi marido Jan y de mi hijo. 
 Le telefoneé inmediatamente y dije" ¿qué, qué?
Me contó que los médicos le habían comunicado que  se encontraba en la última fase de una leucemia.
Me voy a morir,  sólo me quedan unos días.  

Corrimos al hospital y me pidió por favor que avisara a Leonard de lo que estaba pasando. 
 Me fui a casa y le envié una carta diciéndole que, por desgracia a Marianne le quedaban unos días de vida.
A las dos horas llegó esta hermosa carta de Leonard a Marianne. Se la llevamos al día siguiente. Estaba consciente y feliz porque él hubiera escrito algo para ella.

Bueno, Marianne, hemos llegado a ese momento en el que somos tan viejos que nuestros cuerpos se caen a pedazos que creo que te seguiré muy pronto. Quiero que sepas que estoy tan cerca de ti que, si extiendes tu mano, podrás tocar la mía. Ya sabes que siempre te he amado por tu belleza y tu sabiduría pero no necesito extenderme sobre eso ya que tú lo sabes todo. Ahora solo quiero desearte un buen viaje. Adiós, vieja amiga. Amor eterno, te veré al final del camino. Leonard
'SO LONG, MARIANNE' 
"Estimado Leonard: Marianne cayó en un sueño muy lentamente que la sacó de esta vida ayer por la noche. En total tranquilidad, rodeada por amigos cercanos.Tu carta llegó cuando todavía podía hablar y reír con completa conciencia. Cuando la leímos en voz alta, sonrío de la manera como sólo Marianne puede hacerlo. Elevó su mano, cuando mencionaste que estabas justo detrás de ella, tan cerca como para alcanzarla
 
Le causó una tranquilidad profunda saber que conocías su estado. Y tu bendición para su viaje le dio una fortaleza extra. Jan y sus amigos, que vieron lo que este mensaje significó para ella, te agradecerán profundamente por responder tan rápidamente y con tanto amor y compasión. Durante su última hora, tomé su mano y tarareé Bird on a Wire, mientras ella respiraba tan ligeramente. Y cuando abandonamos la habitación, después de que su alma hubiese volado por la ventana en busca de nuevas aventuras, besamos su rostro y susurramos tus eternas palabras 
So long, Marianne."

Las palabras de Cohen fueron leídas durante
 el fueneral de Marianne.
 
 Dos canciones marcan su historia de amor...

So long, Marianne, que empezó siendo Come on Marianne. porque la relación estaba muy deteriorada y quería que fuera una invitación a empezar de nuevo. Pero al grabarla decidió que era mejor un hasta pronto. Yo no pensaba que estuviera diciendo adiós pero supongo que era así. Usted sabe que yo soy más bien un escritor de elegías. 
Pero Marianne con la que se identifica es con 
 Bird on a wire. 
Cuando Cohen llegó a Hydra, no había cables en la isla, ni teléfonos ni electricidad regular. Pero pronto aparecieron los postes telefónicos y luego los cables. Recuerdo aquella mañana cuando al abrir la ventana nos encontramos que habían puesto el cableado del teléfono con unos pájaros posados en ellos. Pensaron que la civilización les había alcanzado y no podrían evitarla. Ya no podría vivir esta vida  del siglo XI que había descubierto. Y este fue el comienzo de la canción que terminó en un motel de Hollywood,en 1969, en Sunset Boulevard.

Me hubiese gustado tener un hijo suyo, pero él no quería. Nunca me lo dijo, pero yo lo intuí: yo no era judia.
Pero ¿qué fue de su hijo? Desde los 15 años vive en una institución. Él  era un excelente estudiante y un niño encantador que cambió para siempre cuando su padre le ofreció LSD a la edad de 15 años. ¿Te imaginas esto? Esa única vez destruyó su mente. Siempre fue sensible y como padre no siempre es fácil verlo claramente. Fuimos de un lugar a otro durante años mientras todo lo que mi hijo necesitaba era estabilidad. Si hubieramos vivido  en el mismo lugar, tal vez las cosas no habrían llegado a esto. Hasta hoy estoy atormentada por el remordimiento.

Además de Axel Joachim, Marianne ha tenido tres hijas con su segunda pareja, el ingeniero Jan Stang.

Años después él tuvo dos hijos
con la fotógrafa Suzanne Elrod, que sustituyó
 a Marianne en el corazón de Leonard.
Su historia comenzó en 1969, Suzanne  se sintió casada con él los  10 años que duró la relación.
Esta vez sí tuvo consecuencias.. Adam, 1972
 y Lorca, 1974. 
El amor a Federico García Lorca 
decidió el nombre de la niña.
 Tuvieron una separación difícil pero
 como padre Suzanne considera  
Que es la persona más responsable que te puedas imaginar y siempre ha estado para los niños.
 
La gente cambia y sus cuerpos cambian y su cabello crece gris y se cae y sus cuerpos se descomponen y mueren ... pero hay algo que no cambia en cuanto al amor y los sentimientos que tenemos por la gente, dijo L.C. en 1992.

Marianne, la mujer de So Long, Marianne, cuando oigo su voz en el teléfono, sé que algo está completamente intacto a pesar de que nuestras vidas se han separado y hemos seguido caminos muy diferentes.

Siento que el amor nunca muere y que cuando hay una emoción lo suficientemente fuerte como para reunir una canción a su alrededor, hay algo en esa emoción que es indestructible
 
El 27 de septiembre de 1960, seis días después de su veintiséis cumpleaños, Cohen compró su casa de Hydra por 1500 dólares.  Compró árboles con historia, vieja casa encalada, 5 habitaciones en distintos niveles, deteriorada, sin electricidad, fontanería o agua corriente. Sin embargo es un espacio privado donde podría trabajar tanto en la gran terraza o en su sala de música en el tercer piso.
“Vivíamos bajo el sol, descalzos. Éramos muy pobres, pero muy felices. No había agua corriente, ni coches,solo burros, y tardamos en tener electricidad... recuerda Marianne
 Así describió Cohen su hogar a su madre:
Tiene una enorme terraza con vistas a una espectacular montaña y brillantes casas blancas. Las habitaciones son grandes y frescas, con ventanas profundas en paredes gruesas. Supongo que es de hace unos 200 años y muchas generaciones de marineros deben haber vivido aquí. Voy a arreglarla poco a poco y en unos años será una mansión. 
Yo vivo en una colina desde donde la vida ha pasado de la misma manera durante cientos de años.  Durante todo el día escuchas las llamadas de los vendedores callejeros que  son muy musicales ... Normalmente me levanto sobre las 7 y trabajo hasta mediodía. A primera hora hace más fresco y es mejor ,pero también me encanta el calor ya que el mar Egeo está a 10 minutos de mi puerta.
  Aquí Cohen ha sido muy feliz.
 
 
Un encuentro fortuito en el hotel Chelsea, el  de la calle 23 de Nueva York, subir juntos en el ascensor, gustarse terminó con una noche en la misma habitación y esta canción. 
 
Ella es Janis Joplin.

 
Bird on a wire es una película, un documental realizado por Tony Palmer durante  la gira de 1972. Cohen tenía 37 años y se muestra intimo y auténtico. Cuándo vió el montaje lo modificó porque tanta sinceridad le  hizo sentirse desnudo y no le gustó.  Se distanció de Palmer que en 2009 encuentra casí todas las cintas de rodaje y la monta de nuevo esta vez sin censura y con el aplauso de su amigo.

Leonard cohen  ha sido casi un padre para el hijo que Marianne tuvo con Axel Jensen. Jensen después de Hydra  se convirtió en un importante escritor en Noruega y vivió en Fredikstad, al sur muy cerca de Larkollen. Su escritura cambió a una ciencia ficción orweliana pero con ciertos toques de humor, sus obras más reconocidas fueron Epp (1965) y Lul (1992). Le entregaron varios premios literarios en Europa y Noruega. Lena le abandonó por un escritor inglés décadas antes de que Axel enfermara de esclerosis lateral amiotrófica, recibió ayuda de Cohen en los peores momentos, finalmente murió a los 71 años en 2003.


El 7 de noviembre de 2016 moría Leonard Cohen en la ciudad de los Ángeles, tenía 82 años. 
101 día después que Marianne.
Porque fueron, somos.
Porque somos, serán.




Documentación...
http://cultura.elpais.com/cultura/2016/11/17/actualidad/1479365572_572368.html

 http://cohencentric.com/2016/08/17/marianne-hydra-love-affair-cohen-now-english/


 https://www.leonardcohenfiles.com/marianne2006.html


 http://montrealgazette.com/storyline/ian-mcgillis-marianne-ihlen-was-more-than-leonard-cohens-muse


 http://correodelsur.com/punoyletra/20160808_leonard-cohen-se-despide-de-marianne.html


http://omarperezsantiago.blogspot.com.es/2012/04/leonard-cohen-y-la-musa-de-hydra.html 

http://verdecoloresperanza.blogspot.com.es/2016/08/la-magica-vejez-de-una-estrella-leonard.html

 http://www.cbc.ca/radio/asithappens/as-it-happens-wednesday-edition-1.3705984/so-long-marianne-leonard-cohen-s-final-letter-to-his-muse-1.3705989


  https://www.leonardcohenfiles.com/marianne2006.html


https://www.leonardcohenfiles.com/hydra2.html
 






No hay comentarios:

Publicar un comentario